Branding corporativo inspirado en la cultura incaica

19438

Para ninguno de nosotros es una sorpresa que los compradores en vez de decidirse por productos, se deciden por marcas, por experiencias. Es decir, el branding corporativo ha cambiado.

Cuando vamos al supermercado por un café, no pensamos en el producto empaquetado en sí, sino en esos días que no comienzan sin una taza de café de por medio. Casi podemos olerlo llenando la habitación, invitándonos probar, a acompañarlo con pancitos, galletas, todo tipo de complemento perfecto que corone nuestra mañana en un ritual de disfrute indescriptible al paladar.

Imagen: Radio Mujer

Eso, indescriptible. El reto de las marcas y sus estrategias de branding corporativo es dar con el concepto que evoque estas sensaciones, experiencias o momentos indescriptibles y crear una campaña que lo refuerce y lo traduzca de una forma creativa para posicionarse de manera agradable, positiva y única en la mente de los consumidores.

Valor de marca desde el naming: casos de marcas peruanas

Uno de los procesos más complejos e interesantes de la creación de marcas es el naming, sobre todo en el mundo actual, en el que la competencia es tan ruda que el valor diferencial de una marca debe residir en muchos aspectos de ella.

Imagen: Naming Emprendedores

Revisaremos algunos nombres de marcas peruanas y comentaremos, desde la simple experiencia de marca y análisis del nombre, los posibles símbolos y conceptos que evocan, y cómo son representativos de “Lo peruano”. Los invitamos a compartir su opinión sobre estas impresiones, ¡Nos encantaría saber qué les parecen!

Raíces quechua

Nuestro nombre habla de dónde venimos y hacia dónde vamos. En la historia de las marcas peruanas, está muy presente la tradición precolombina: el Imperio Inca. Abarcó desde el norte de Chile al Sur de Colombia,  El quechua idioma inca, utiliza palabras breves, sonoras y expresivas. Por ejemplo, “T’IKAUYACHA” quiere decir “carita de flor”.

Una forma de honrar nuestras raíces y al mismo tiempo de demostrar que cierta marca, producto o servicio es 100% peruano es incluir en el naming y estrategias de branding corporativo referencias que hablen de esta tradición ancestral.

Imagen: Latest Wallpaper

Algunos ejemplos que encontramos en el nombre de marcas son aquellas que incluyen la palabra “Inka”.

La clásica gaseosa dorada que ya es ícono peruano, Inca Kola, la cadena de farmacias Inka Farma, los productores de alimentos naturales Perú Inka e Inka Forest, y muchísimas más marcas que se valen del nombre como prefijo o sufijo “Inka o Inca” para decir “yo soy de aquí, del Perú”.

Imagen: Sitio web (Inca Kola, Inka Crops, Cementos Inka)

Y es que la palabra “inca” ya no connota soberanos o gobernantes, sino que se ha transformado para identificar toda una cultura. Las marcas lo saben, y se han valido  de ello para darle nombre a sus productos a lo largo de la historia e incluso en la actualidad. Incluso se han creado campañas publicitarias como la de Gaseosa Sabor de Oro, en la que se realiza una reinterpretación de la familia inca basándose en los “Momentos de oro” que comparten juntos.

El Dios Sol

Otro símbolo identificado con nuestra cultura milenaria es el Dios sol, cuya denominación inca es Inti. Su gran poder para proteger a la población, hacer crecer la cosecha y aliviar las necesidades, lo hicieron el Dios más venerado. Existieron y aún existen numerosos templos y celebraciones en su nombre.

Entonces, ¿cómo no ser parte también de el argot publicitario peruano? con productos como Chocolates Sol de Cuscofósforos IntiInti PharmaInti Gas, entre muchas otras, que les invitamos a compartir con nosotros en los comentarios.

Imagen: Behance – Carmen Perez Rafael, Brett Collaco

Uno de los templos más importantes del Imperio Inca estaba situado en Cusco, llamado Coricancha. Y es precisamente de ese hermoso y enigmático lugar de donde proviene la cerveza cusqueña ¿Casualidad? Existen muchas razones por las cuales pudo habérsele atribuido su nombre, pero nos aventuramos a pensar que es por el valor simbólico de Cusco como ícono incaico.

Imagen: Behance – Pia Carcova

Nuevas propuestas, antiguas tradiciones

También marcas de creación reciente, como Tambo+, utilizó en su proceso de naming una palabra del idioma quechua, usada en la arquitectura. El tambo era un recinto situado al lado de un camino importante, usado como albergue y centro de acopio. Estas “practitiendas” precisamente ofrecen productos para picar e incluso comidas a precios módicos, el concepto es “para llevar”, es una tienda de paso para abastecerse, como los Tambos de la antigüedad.

Imagen: Modularte

Emoción

El valor de una marca se mide precisamente en esa percepción que los consumidores tenemos de ellas. Muchas de las que hemos comentado hoy con tan sólo mencionarlas son sinónimo de algo positivo, agradable, entrañable y hasta querido, ¿Quién puede recordar prender su cocina a gas con fósforos Inti?, ¿Qué peruano en el exterior no extraña el sabor de la Inca Kola? O ¿Quién, que haya pasado por tierras peruanas, no ha probado la típica cusqueña?

Construir una marca no es fácil, pero esperamos que con estos ejemplos hayas podido reflexionar sobre la fuerza del naming y cuán relacionado está con la reinterpretación constante de tu marca, ¿Te atreves a comenzar ahora?